embarazo saludable
 

Controlar el peso durante el embarazo

El aumento de peso durante el embarazo viene provocado por muchos factores, incluyendo el peso antes del embarazo, la genética, la dieta y el ejercicio. Cada mujer responde de manera diferente a la ganancia de peso durante el embarazo. Como consecuencia, es importante estar al tanto de cuáles son las pautas y realizar un esfuerzo concertado para mantener una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente. También es importante la gestión de peso durante el embarazo, poder controlar los riesgos de exceso de aumento de peso, sobretodo para aquellas que estén por encima del peso antes de quedarse embarazadas.

La investigación sobre el aumento de peso durante el embarazo demuestra consistentemente que aumentar mucho más de lo previsto de peso durante el embarazo puede crear riesgos para ambos. Cuanto más alto es el IMC durante el embarazo, mayor es el riesgo de complicaciones que pueden darse. Estas complicaciones durante el parto pueden desencadenar en la realización de una cesárea, distocia de hombros, dificultad anestésica.

La obesidad asociada al embarazo tiene un riesgo aumentado de complicaciones médicas como diabetes gestacional, hipertensión inducida por el embarazo, síndrome de HELLP, apnea obstructiva del sueño, tromboembolismo.

Ganar tu peso durante su embarazo también aumenta la posibilidad de recién nacidos grandes para la edad gestacional o macrosómicos, lo que supone un mayor riesgo de traumatismo obstetrico materno-fetal y en un futuro esto puede también traducirse en una obesidad infancia y en la edad adulta.

¿Cómo gestionar el peso?

Puede ser fácil caer en la trampa de «comer por dos», sin embargo, las recomendaciones médicas no lo aconsejan. El Colegio Real de Obstetricia y Ginecologia recomienda en general no comer más de lo que se consumía antes del embarazo para los dos primeros trimestres. Sin embargo, durante el último trimestre si que será necesario un aporte adicional de 200 calorías por el día.

La mayor parte de la dieta debe basarse en lo siguiente:

  • Es importante desayunar, estabiliza el azúcar en sangre aportando al cuerpo los niveles de energía que necesita para el desarrollo.
  • Optar por los productos integrales y las opciones bajas en grasa siempre que sea posible, comer productos, lácteos en cantidades moderadas.
  • Tener en cuenta las cantidades moderadas de carne magra, pollo y pescado.
  • Comer por lo menos cinco posiciones de verduras y frutas (más verduras que frutas), y tratar de tener una variedad, especialmente verduras de hoja verde.
  • Comer muchos alimentos ricos en fibra como verduras, granos, legumbres y semillas.
  • Un tratamiento ocasional está bien, pero mantener los alimentos fritos, chocolates, caramelos, bebidas azucaradas y otros altos de azúcar / alimentos de contenido de grasa mínimo.
  • Hacer ejercicio como parte de la rutina diaria es de otra forma importante de controlar el peso durante el embarazo. Caminar, nadar, yoga y otros ejercicios de bajo impacto son grandes formas son buenos para el embarazo.