ginecolia montesinos, embarazo
 

El sexo durante el embarazo

Es normal mantener relaciones sexuales durante el embarazo aunque algunas mujeres lo evitan durante el primer trimestre.

A esto se suman los típicos problemas del principio, como el cansancio y las náuseas, y por ello,en las primeras semanas, muchas mujeres tienen miedo de que el sexo pueda perjudicar el embarazo, que se encuentra todavía en un estado frágil.

Sin embargo, al principio de la gestación, los órganos de la pelvis están mejor irrigados, lo que es bueno para el deseo llegando incluso más fácilmente al orgasmo. Por eso, en la primera etapa de la gestación puede convertirse en un momento de intenso placer.

Desde la semana 16 hasta aproximadamente la 30, las futuras mamás se sienten especialmente bien, ya que su cuerpo se ha acostumbrado a la nueva situación. Aunque justo durante la etapa que empiezan a sentir al bebé crecen las dudas sobre si el sexo será bueno para el pequeño o no.

Por ello, no hay que tener miedo de que pueda resultar herido durante el sexo. El tapón mucoso cierra la entrada al cuello del útero e impide que el semen pueda llegar hasta allí.

A partir del último trimestre será más difícil encontrar una postura en la que no se interponga la tripa. Si se práctica sexo se recomienda que la embarazada se ponga encima del hombre.

Es especialmente importante el cariño durante el embarazo, por ello no significa que sea necesario siempre mantener relaciones sexuales . Tampoco hay que olvidar que, el sexo antes del parto es un buen método para calmar al bebé, porque relaja y genera buen humor.