La placenta, el órgano vital (Parte 1)

Son muchos los temas relacionados con la especialidad de la ginecología pero pocos le dan importancia a la placenta, un órgano increíble, encargado de proteger y albergar el crecimiento y el desarrollo del feto durante el embarazo. La salud y la eficiencia de este órgano es vital para el bienestar de su bebé.

Durante las 3 primeras semanas, la placenta se pega a la mucosa de la pared del útero (la matriz) y crece junto con el feto. A partir de la 10 semana de gestación, está completamente formada convirtiéndose al final del embarazo en un  disco redondo, alrededor de 20 cm de diámetro y de  unos 360-680 gramos de peso. Durante esta etapa hasta las 20 semanas de gestación, dicho órgano pesa más que el feto y es un apoyo para los primeros meses de vida así como para el crecimiento del feto durante toda la gestación.

La placenta tiene dos caras, una que se adhiere a la pared uterina madre y otra en contacto con el feto. El lado materno se compone de muchos lóbulos y se unen al útero dónde se conectan con la circulación de la madre. El lado fetal, brillante en apariencia, es donde el bebé está conectado por el cordón umbilical a la placenta, y se encuentra dentro del saco amniótico El saco amniótico se compone de una doble membrana resistente que mantiene al bebé y al líquido amniótico. Dicho líquido se encarga , entre muchas otras funciones, de mantener la temperatura, igualar la presión y proteger el feto de una lesión.

VENEZUELA--Mitos-y-verdades-que-debes-saber-sobre-la-placenta

El cordón umbilical, habitualmente constituido por 2 arterias umbilicales y 1 vena, conecta al feto con la placenta facilitando el intercambio gaseoso, actúa a modo de pulmón, realiza funciones de excreción, balance acuoso y regulación de ph, a modo de riñón. Realiza funciones resortivas y catabólicas como haría el intestino, actúa como glándula endocrina, ejerce funciones metabólicas y secretoras a modo de hígad
o, ejerce funciones inmunológicas y finalmente realiza transferencia de calor desde la madre al feto a través de la piel fetal.

Durante las exploraciones ecográficas se puede comprobar si la placenta es eficaz y está en perfecto estado, asegurándose de que el bebé está creciendo correctamente.

Cualquier pregunta relacionadacon esta información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, o comentarlo en la próxima cita.