chica joven
 

Tu primera visita al ginecólogo

 La revisión ginecológica genera muchas dudas en las mujeres que se someten ha realizarla por primera vez. Normalmente, de todas las visitas médicas, la consulta con el ginecologo es la más íntima. Por ello, lo importante es tratar de pensar realmente en situaciones que te ayuden a estar lo más relajada posible.

Prepárate la primera visita al ginecólogo. Antes de la visita, escribe en una hoja todas las preguntas que quieras hacerles. Por otro lado, el ginecólogo también te pueden preguntar, entre otras cosas: A qué edad tuviste tu primera regla, cuánto tiempo transcurre entre periodos, si tus menstruaciones son abundantes, medias o escasas, si usas compresas, tampones o ambos, en qué día empezó tu último periodo, si tienes relaciones sexuales, si has estado embarazada, si en tu familia hay antecedentes de enfermedades graves, enfermedades que han padecido tus padres y hermanos, si tú has padecido enfermedades graves en general, si te han operado, si tienes alergia a algún medicamento, entre otras muchas más.

La visita está precedida de una entrevista, en el cual el médico recoge toda la información sobre tu historial de salud. Está información es muy importante y servirá para futuras visitas.

La visita tiene tres fases importantes:

  • La observación de los genitales externos para ver si todo está en su lugar o no hay inflamación y / o anomalías
  • Palpación manual de los genitales.
  • La exploración con el espéculo la cual que permite al médico realizar una cito logia y/o Papanicolau, evaluar la vagina y el cuello uterino (cérvix).

¿Qué es y para qué sirve el espéculo?
El espéculo es un instrumento de metal o plástico que permite extenderse suavemente para separar las paredes vaginales, poniendo así en evidencia la parte superior de la vagina y el cuello uterino.

La prueba de Papanicolaou

La prueba de Papanicolaou o citologia es una manera muy sencilla y sin dolor, que se utiliza para el diagnóstico precoz del cáncer del cuello uterino. También es capaz de señalar la presencia de infecciones debidas a hongos (por ejemplo Candida), bacterias (por ejemplo, cocobacilos) y virus (por ejemplo, virus del herpes, virus del papiloma humano). La prueba de Papanicolaou es, por tanto, un valioso aliado para la salud de las mujeres. Esta prueba se debe hacer cuando se inicia la primera relación sexual, y se actualiza regularmente, al menos una vez al año.

No se recomienda realizar la revisión durante la menstruación. Es mejor solicitar una cita en un momento en que según los cálculos no debas tener la regla.