Toxoplasma y embarazo

embarazo saludable

TOXOPLASMOSIS

Es una de las infecciones más comunes y a menudo pasa inadvertida, pero durante el embarazo, puede poner en peligro la salud de tu bebé.

Esta causada por el parásito Toxoplasma gondii, que se reproduce en el intestino del gato, y a través de sus heces pasa a la naturaleza. Se adquiere por el manejo y consumo de carnes crudas o poco hechas, algunos embutidos y verduras contaminadas.

PREVENCION

La mejor forma de proteger a los bebés en gestación contra la toxoplasmosis es proteger a las madres.

GATOS

Las embarazadas deben evitar el contacto con los gatos y con los materiales que puedan estar contaminados con sus heces. Si no es posible deben de utilizar guantes.

CARNE

  • No ingerir carne cruda o poco cocinada. Cocinar bien las carnes hasta que no se vea roja por dentro o hasta que los jugos salgan claros.
  • Utilizar guantes cuando se manipule carne cruda o lavarse las manos después de hacerlo.
  • Evitar durante la manipulación de la carne cruda el contacto de las manos con la mucosa de la boca o los ojos.
  • Evitar los embutidos (chorizo, salchichón..) y carne cruda (jamón serrano..) o poco hecha. Al menos congelarla a -20 grados durante 2 días.
  • Mantener perfectamente limpios los utensilios que se utilicen para preparar la carne.

VEGETALES

  • Usar guantes siempre que se tenga contacto con tierra, en el campo, huerto , jardín, etc.
  • Lavar y pelar muy bien las verduras y frutas que se comen crudas.
  • Lavarse las manos con agua y jabón después de tener contacto con tierra, arena, carne cruda o verduras sin lavar. Evitar durante la manipulación de frutas y verduras el contacto de las manos con la mucosa de la boca.

SINTOMAS

La mayoría de las personas que se infectan no tiene síntomas. Algunas personas con toxoplasmosis pueden tener síntomas similares a los de la influenza, acompañados de ganglios inflamados o dolores musculares que duran por un mes o más.

La toxoplasmosis grave que causa daños al cerebro, los ojos u otros órganos puede producirse por una infección aguda o una que ocurrió anteriormente y se ha reactivado. Los casos graves ocurren con  frecuencia en personas con sistemas inmunitarios débiles, aunque ocasionalmente, hasta personas con sistemas inmunitarios saludables pueden sufrir daños en los ojos debido a la toxoplasmosis.

La mayoría de los bebés infectados durante la gestación no presentan síntomas al nacer, pero pueden manifestar síntomas posteriormente, como ceguera o retraso mental. Un pequeño porcentaje de recién nacidos infectados presentan daños graves en los ojos o daño cerebral al nacer.

TRATAMIENTO

Una vez confirmado el diagnostico de toxoplasmosis, existen medicamentos para el tratamiento de la toxoplasmosis en mujeres embarazadas o personas con sistemas inmunitarios debilitados.

Descargar en PDF