Cirugía endoscópica

La endoscopia es una cirugía minimamente invasiva en la que se emplean instrumentos ópticos diseñados para el diagnostico y tratamiento de diferentes patologías.

La cirugía endoscopica tiene la ventaja de que se produce menor sangrado intra y perioperatorio, menor tiempo de estancia hospitalaria, menor dolor postoperatorio, mejor recuperación funcional e incorporación a la vida cotidiana además de unos mejores resultados estéticos.

La endoscopia ginecologica que se utiliza para esta finalidad es la histeroscopia y la laparoscopia.

LA HISTEROSCOPIA

Es un procedimiento  ambulatorio que permite le visualización  del interior de la cavidad uterina mediante un sistema óptico,  que se introduce a traves del cuello del útero,   conectado a un monitor externo. Para ello es necesario desplegar la cavidad endometrial puesto que se trata de una “cavidad virtual” con un medio de expansión  que suele ser líquido (suero fisiológico o glicina).

Indicaciones de la histeroscopia:

  • Alteraciones endometriales.
  • Pólipos endometriales.
  • Miomas submucosos.
  • Tabiques y malformaciones uterinas.

LA LAPAROSCOPIA

Es una técnica que utiliza uno o más  instrumentos introducidos en el abdomen a través de pequeñas incisiones. El abdomen es  distendido habitualmente con un gas  denominado dióxido de carbono. Los instrumentos  dotados de luz y  la cámara permiten  ver los órganos pélvicos  y utilizar bajo visión directa  una serie de instrumentos adicionales que permiten el trabajo quirúrgico dentro de la cavidad abdominal.

Indicaciones de la laparoscopia:

  • Quistes y masas de ovario.
  • Ligadura de trompas.
  • Estudio y diagnóstico de esterilidad.
  • Embarazo ectópico.
  • Salpinguectomia  (extirpación de trompas).
  • Ooforectomia  (extirpación de ovarios).
  • Histerectomia (extirpación de utero).